El ebook de don Gerundio

Don Gerundio en ebook

– Hola don Gerundio, ¿dónde va tan contento y risueño y con esa bolsita tan mona?  Se diría que viene usted de las rebajas…

– Hola Osomodo, pues sí, de las rebajas vengo, y he hecho una compra excelente, créeme.

– Ya, se refiere a la bolsita, supongo. ¿No?

– Sí, a la bolsita, supones bien.

– Es muy linda la bolsita…

– Sí.

– Y al tratarse de rebajas, se supone que tendrá una buena relación calidad/precio, ¿no? Lo que hay dentro de la bolsita, quiero decir.

– Pues sí, vuelves a suponer bien, Osomodo.

– Y la cosa será tan mona por dentro como por fuera…

– La verdad es que sí que lo es. Por fuera y por dentro.

– Y estará, claro, deseando utilizarlo… Lo de dentro de la bolsita digo, ¿no es cierto?

– Cierto, allá que voy, a casita a probarlo tranquilamente.

– Y enseñárselo a sus allegados también, ¿verdad?

– Afirmativo, sí señor.

– Y…

– Oye, Osomodo… tú lo que quieres es que te enseñe lo que hay dentro de la bolsita, ¿no es eso?

– ¿Se refiere usted al interior?

– Sí, al interior. Lo que tú quieres es saber qué me he comprado, ¿a que sí?

– ¿Quién yo? Dios me libre, don Gerundio. Usted ya sabe que a mi no me gusta meterme donde no me llaman…

– Ya.

– Pero bueno, ya que lo dice, y si le hace ilusión… tendría un ratito para usted.

– Pues verás, se trata de un lector.

– ¿Un lector se ha comprado, don Gerundio? ¡Pero si usted ya sabe leer solito! ¿Para que quiere usted un lector? Y, sobre todo, ¿cómo demonios ha conseguido meterlo en esa bolsita tan linda?

– ¿Se puede saber en qué estas pensando, Osomodo? ¿Qué entiendes tú por “lector”?

– Hombre don Gerundio, pues puestos a simplificar para que quepa en la bolsita, como mínimo un señor bajito, con gafas, sentado en un cómodo silloncito sin orejeras y con luz ambiente , para que la lámpara no sobresalga de la bolsita. Ah, y con un libro, claro.

– Ya, pues no. Se trata de un dispositivo informático, también conocido como “reader” en inglés, que permite la lectura de libros electrónicos, también conocidos como ebooks en inglés.

– ¿Libros electrónicos? Oiga, no dará calambre…

– No seas tonto Osomodo. No me digas que no has visto nunca un ebook…

– Jamás.

– Pues te lo voy a enseñar. Mira, mira qué chulo es mi lector…

– Anda, pues viene sin silloncito ni nada. Claro, así cabe en la bolsita tan bien…

– Ajá, y una vez encendido le doy aquí, a “seleccionar libros descargados” y…

– ¡Don Gerundio! 

– Dime, Osomodo…

– No, no, digo que he visto “Don Gerundio…”, “Don Gerundio en el Bosque de la Prosa”, ¡el libro nuestro! ¡Lo tiene usted ahí dentro!

– Claro Osomodo, porque lo he comprado y ya lo he descargado. Está disponible en La Casa del Libro.

– ¿Y se puede leer enterito?

– De eso se trata, sí.

– ¿Y no se doblan los piquitos ni nada?

– ¿Qué piquitos, Osomodo?

– Los de las páginas, Es que a mí en los libros siempre se me doblan los piquitos.

– No, aquí no se doblan los piquitos. ¿No ves que no hay papel?

– Sí, como en el baño de mi casa.

– ¿Qué pasa en el baño de tu casa?

– Que nunca hay papel.

– Ya.

– ¿Me deja usted que lo use un poquito?

– Bueno, pero ten cuidado con esas manotas que tú tienes, no la vayas a liar.

– Descuide, don Gerundio, que yo lo trato como si fuera mío. Oiga, pero esto debe de ser muy difícil de usar, ¿no?

– Qué va, es facilísimo. Verás, prueba, prueba…

– A ver… Entonces, si le doy aquí a “abrir libro”, ¿qué sucede?

– Pues que se abre, se abre “Don Gerundio…”, ¿ves?

– ¡Hala, qué chulo! Mire, aquí salgo yo, en la portada.

– Y yo.

– Y sí le doy aquí a “agrandar la letra”… ¿pasa algo?

– Sí, que se agranda. 

– ¡Toma! ¿Y si le doy a pasar página…?, ¿qué pasa si le doy a pasar página, don Gerundio?

– Que pasa la página.

– ¡Claro!

– Y dígame, don Gerundio, si por un casual le diera aquí, a cerrar?

– Nada, que el libro se cierra y santaspascuas.

– ¡Qué bien! Pues ya sé usarlo, esto está chupao. Déjeme, déjeme… pongamos que, ya que lo domino, le pincho aquí, aquí donde pone “suprimir”… 

– ¡No, ahí noooooooooooo…!

Anuncios

6 thoughts on “El ebook de don Gerundio

  1. ¿por qué Osomondo habla de usted a Don Gerundio y este le trata de tu? ¿no será un poco clasita este Don gerundio? Y encima con un E-book, ¡Qué envidia me da este Don Gerundio! ¡Brrrrr!

  2. Hombre Joako, es que se trata de un animal (dicho sea con todo el cariño y en el sentido más literal de la expresión), y a los animales no les gusta que les traten de usted. Salvo excepciones de algún que otro estiradillo, como mi añorado don Gato.

  3. ¡Pues mi más sincera enhorabuena a Don Gerundio y sus amigos!
    🙂

    Y un besazo para el autor, hombrepordios. Que mira que es usted caro de ver, eh.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s