Potito

En casa estaba aburrido

como si fuera un pelele

y me marché decidido

a un programa de la tele.

 

Resulta que era un concurso

de esos que reparten premios,

y un presentador insulso

no paraba de dar euros.

 

“¡Atención a la propuesta!,

que hay mucho dinero en juego,

si te sabes la respuesta,

hay que levantar el dedo:”

 

“En un corral de gallinas

hay cien aves que no vuelan,

¿Cuántas patas femeninas

llevarás a la cazuela?”

 

Creyéndose ganador

va mi rival despistado

y dice al presentador:

“cien patas he calculado”.

 

Craso error,

sí señor.

 

Pero yo que soy más listo,

me doy cuenta de su fallo,

y oye, fue visto y no visto:

la contesté como un rayo.

 

“Dos patas por cada pico,

si no surgen contratiempos,

dos por cien que multiplico

y me da, fijo, doscientos”.

 

Pero entonces resultó

que yo andaba equivocado.

Díjolo el presentador:

“¡aquí todos han picado!”.

 

“Patas son hembras de pato

y no pies de las gallinas,

con lo cual, ¡ay que me parto!

no hay ninguna en la cocina”.

 

Y entonces supe el primero

que me iba a dar un telele

por perder tanto dinero

en concursos de la tele.

 

Y me ha entrado tal congoja,

la peor del universo:

por mucho aliento que coja

sólo puedo hablar en verso.

 

Y así me habéis encontrado,

que no paro de rimar,

y a Don Gerundio he llamado

por si me puede ayudar.

Anuncios

2 thoughts on “Potito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s